Líderes y abogados de NYC explicaron que no es cierto que portadores de la ‘Green Card’ vayan a ser detenidos en aeropuertos al regresar y aclararon que el plan de ‘carga pública’ de Trump aún no está aprobado 

Hace unos días corrió como pólvora la falsa noticiade que justo cuando las fiestas de fin de año están a la vuelta de la esquina, los residentes permanentes o temporales que hayan recibido algún tipo de ayuda pública estarían en riesgo de ser detenidos en los aeropuertos a su regreso, perder su estatus migratorio y ser deportados de manera inmediata, debido al plan de ‘carga pública’que analiza la Administración Trump.

Y tras enterarse del alboroto y el caos que semejante “noticia” ha causado entre hispanos que ya tienen sus viajes planeados, líderes políticos, activistas y abogados de la Gran Manzanaexplicaron este miércoles que no hay nada que temer. La iniciativa de negar beneficios a quienes reciban ayuda pública, todavía no se ha consolidado y además no tiene contemplado perseguir a los residentes.

“Se ha creado pánico en la comunidad, pero queremos clarificar que nada de eso es cierto y queremos decirle a los residentes que han recibido beneficios públicos que pueden volar tranquilos y que nadie tiene por qué pararlos en los aeropuertos”, aseguró el congresista Adriano Espaillat, en una conferencia de prensa en el Alto Manhattan, donde aclaró que incluso el proyecto de Trump sobre ‘carga pública’ todavía debe pasar por varios procesos antes de ser efectivo. “Ese plan no toca a los residentes y quiero decir que no va a afectar a quienes tengan su ‘Green Card’. Además no ha sido aprobado y tal vez no se dé, y si se diera, todavía podríamos combatirlo en la corte”.

Ángela Fernández, presidenta de la organización Northern Manhattan Coalition for Immigrant Rights, no solo aclaró que los residentes pueden viajar sin ningún temor de poner en riesgo su estatus, sino que pidió a quienes actualmente reciben beneficios públicos como vivienda, cupones de alimentos y salud, que no dejen de recibirlos.

“Es importante que la gente que lo necesita siga recibiendo esos beneficios, que salen de los impuestos que nosotros pagamos y que se entienda que la norma de ‘carga pública’ todavía está en etapa de análisis”, dijo la activista.

La abogada Leena Khandwala, de la organización The Legal Aid Society, explicó que por ahora todo está como antes y pidió a los viajeros que no frenen sus planes.

“Ha habido mucha confusión, pero quiero decirles que las leyes que datan de 1999 (sobre carga pública) siguen siendo las mismas. Nada ha cambiado por ahora y si llegara a ser aprobada, lo más rápido que empezaría a ser efectiva sería en marzo del 2019, pero no incluiría ni a los residentes ni a quienes hayan recibido beneficios de esa fecha hacia atrás”, comentó la experta.

A pesar de ello advirtió que solo los residentes que hayan sido condenados por algún delito o que hayan cometido algún tipo de fraude o permanecido fuera del país más de 180 días, deben consultar sus casos con un abogado antes de viajar, pues podrían tener inconvenientes, no por motivos de carga pública, sino por las acciones mencionadas.

Casi no va a Santo Domingo

La dominicana Graciela Lozano, quien es residente hace cuatro años confesó que estuvo a punto de cancelar su viaje a Santo Domingo por desinformación, pero tras escuchar la explicación pudo respirar tranquila. “Ya entendí bien como es la vaina. Entonces mi viaje pa’ llá sigue porque sé que nada nos va a pasar”, dijo la caribeña, quien recibe cupones de alimentos.

La residente Antonia Mejía, quien vive en Nueva York hace 8 años, también confesó que se siente tranquila de viajar, pero agregó que “tal y como estás las cosas con Trump”, prefiere no recibir más ayuda.

“Yo no tengo ningún temor de viajar, pero lo que sí prefiero hacer desde ya es no recibir más cupones y comer lo que pueda, porque uno con ese señor no sabe qué puede hacer más adelante… es mejor curarse en salud”, dijo la madre de familia dominicana.

Pese al temor en la comunidad, los expertos y activistas instan a no dejar de recibir beneficios públicos y a emitir comentarios contra la propuesta de ‘carga pública’ de Trump hasta el 10 de diciembre, cuando termina el plazo dado por la ley para que las comunidades se manifiesten.

Dónde emitir los comentarios contra el plan de Trump